martes, 16 de septiembre de 2008

Say NO to drama, sólo ama.


La modernidad nos ofrece un sin fin de nuevos aprendizajes, en su mayoría, tecnológicos y científicos. Esto parece atractivo y motivador ante un futuro que, en general, no es muy esperanzador. Nuevas aplicaciones, nuevos programas, nuevos aparatos que facilitan la vida y ayudan olvidar nuestras propias habilidades que, por simple naturaleza humana, nos vienen en el paquete junto con la placenta y todo aquello que sale en ese primer momento en que llegamos a la "vida".
Me sorprende, cada día más, el evidente avance mental de las nuevas generaciones, el cual puede ser comprobado en cualquier sala que incluya un Playstation o una computadora. Los niños hoy son capaces de resolver problemas, tomar decisiones y comprender un sistema casi en instantes, claro, hablando de un video juego. La nueva comprensión de la ciencia y la tecnología abre la posibilidad de tener una población lista, astuta y con capacidad de tomar decisiones rápidas en situaciones complejas. Igual de comprobable es la impotencia de las antiguas generaciones a comprender las tecnologías y su funcionamiento en donde una abuela no es capaz de prender una computadora y navegar por Internet sin ayuda. El "yo no le sé" no es más que el reflejo de una mente Cyberless. Llegan a parecer objetos obsoletos, antiguos muebles de colección tras una vitrina que sólo nos recuerdan otras épocas.
Pero en este momento de revolución informativa, tecnológica (y otras tantas mas) me cuestiono si esas mentes antiguas de generaciones aparentemente obsoletas no conservan algo que sea de mayor valor. Algo más básico, mas humano. Quizá no, pero en el presente es evidente que la deshumanización (me gustan las palabras compuestas) que se vive nos orilla a olvidar capacidades básicas sin dejar rastro. Hoy yo he extrañado el amar. Cómo era? cómo se hace? cómo se siente? cuánto dura? (ya me sé la broma)

Pareciera que amar ha mutado a un arte que es un híbrido entre el teatro, la lucha libre, el cine, la pantomima, los toros y la cacería. Sabrán las nuevas generaciones ultra inteligentes sobre ésto? o quedará en los subtemas que nunca se revisan por falta de tiempo en la agenda moderna? Si yo, que no soy ni de esas ni de aquellas generaciones, pierdo a ratos la habilidad de amar no me extrañaría que en un futuro sea a lo que no se le sabe.
Cada historia, cada pareja, alberga una novela de suuuper drama incesable que se impregna en este conocimiento transmitido a los nuevos, a los niños. Nuestra incapacidad de amar se hace mas común, mas aceptable. Hemos creído que estos dramas interminables son la esencia del amor y quienes por el contrario creen en un amor lleno de perfección y carente de temporalidad, lo han perdido aun más.
El amor es infinito mas no eterno, no es posesión, no es obsesión. El amor son momentos, son acuerdos, son ausencias, son presencias. El amor se construye, se intuye, se alimenta.
No hay mayor complicación!!! es una simple elección.

Sabrán los abuelos cómo se hace? son ellos quienes practicaban amar las mismas horas las que un niño juega playstation? Quienes enseñan a amar hoy?!

El drama no tiene nada que ver con quien realmente ama, sólo que hemos olvidado que podemos hacerlo tan simple: haciéndolo.

A veces creo que no es del todo esta la razón... y es más bien un cobarde temor el que ha vacacionado en tu corazón. A qué le temes? a la perfección?

He decidido intentarlo yo y ejercitar mi natural habilidad para amar. Quiero recordar a que huele, a que se siente y saber cuál es el músculo que se pondrá mamado cuando lo practique más de tres hora diarias. Are you in? Zero drama, no patrañas.

2 comentarios:

  1. Que te quede bien clara una cosa!

    Yo siempre busco donde ejercer mi habilidad natural, siempre significa siempre, luego lo juzgan a uno muy feo.

    Y entiendase por amar el simple acto de propiciar sonrisas, de hacer momentos agradbles, de reiterar voluntades y de manifestar buenaventuranzas....

    Hoy no nos queda tiempo ni para corresponder a una sonrisa, entre untarnos las cremas anticelulíticas, responder a los amigos bloggers y las sesiones de depilada, no queda tiempo para el amor, y luego a quein le proporcionamos todo este amor???? Nadie esta a mi altura!

    Generacional?

    Como atacarlo?

    ResponderEliminar
  2. ...El drama se desenvuelve entre temores, y éstos no son sino la anticipación de un futuro bajo el esquema del miedo...pero con los ojos necios del pasado. Adelantarse a los hechos con pasos que retroceden. ¿Es posible salir de tal condición? ¿Abandonar el drama?

    Por otro lado, esos temores también tienen un origen económico. Saldar deudas, recuperar inversiones, evitar pérdidas, dar lo justo...¿Se podrá salir del cálculo de nuestros actos en términos económicos de inversión, pérdida y/o ganancia?

    Así mismo...¿para amar hay que saber cómo o hay que aprenderlo? Quizá en eso se parece el amor a las nuevas capacidades tecnológicas...Se aprende en el acto en que se cumple una falta de saber y un deseo loco por saberlo todo....De ello, de vez en cuando nacen las innovaciones (creo que eso sería el amor)...

    pero aún no aprendo...

    ResponderEliminar